Las prótesis no sólo mejoran la estética, sino que favorecen la masticación, fonética y salud bucal general.